Consejos para Utilizar tu Tarjeta de Crédito

¿Cómo utilizar correctamente mi tarjeta de crédito?
Las tarjetas de crédito son herramientas financieras que bien utilizados pueden ayudar de forma importante a administrar mucho mejor nuestras finanzas personales, sin embargo, un mal uso de ellas puede ocasionar que nos veamos envueltos en una serie de problemas económicos.
A continuación te ofrezco una serie de recomendaciones sencillas que te ayudarán a hacer un uso mucho más inteligente de tu tarjeta de crédito.
Escoge la tarjeta correcta. Elegir tu tarjeta de crédito es una tarea fundamental ya que de esta elección dependerán en gran medida los beneficios que obtengas de ella. Hay muchos factores que considerar al momento de seleccionar una tarjeta de crédito, por ejemplo, la institución bancaria, la marca (Visa, MasterCard, etc.), la tasa de interés anual, la anualidad (existen tarjetas que no te cobran anualidad), el límite de crédito autorizado, los beneficios adicionales como puntos, millas, etc.
Utiliza tu tarjeta para comprar cosas realmente necesarias. Contar con una tarjeta de crédito no significa que tienes más dinero para gastar, por lo que tu capacidad de compra sigue siendo la misma. Por esta razón, no debes comenzar a comprar más cosas de las que puedes pagar, aún y cuando puedas hacerlo con tu tarjeta.
Aprovecha las promociones de meses sin intereses. Muchos establecimientos cuentan con la promoción de pago a meses sin intereses. Esta es una herramienta excelente para comprar aquellas cosas que has planeado previamente, ya que contarás con varios meses para pagarlas sin tener que pagar intereses adicionales.
Utiliza tu tarjeta como una alternativa al efectivo. Utilizar una tarjeta de crédito es mucho más seguro que traer el dinero en efectivo y cada vez son más aceptadas en los establecimientos comerciales, sin embargo, debes tener bien en cuenta que es sólo un sustituto de tu dinero.
Realiza los pagos necesarios para no generar intereses. A menos que lo hayas planeado perfectamente, no utilices el crédito que te ofrece tu tarjeta ya que los intereses suelen ser muy altos. En lugar de eso, intenta pagar el total de tus compras antes de la fecha de corte, o la cantidad necesaria para no generar intereses.
No compres cosas que excedan tu capacidad de pago. Antes de pagar algún artículo con tu tarjeta de crédito evalúa perfectamente si tienes la capacidad para pagar por él. Recuerda que tu tarjeta de crédito es una herramienta que debes utilizar para organizar mejor tus compras y no para comprometer sus finanzas personales.
Mantente al día en relación a tu estado de cuenta y tus movimientos. Mantente informado de todos movimientos asociados con tu tarjeta de crédito, con el fin de que puedas darle un seguimiento adecuado. Actualmente las instituciones bancarias te ofrecen diversos medios, además de tu estado cuenta mensual, para revisar tus movimientos, como son: banca telefónica, banca por Internet y últimamente a través de tu teléfono celular. Las instituciones bancarias te ofrecen algunos de estos servicios sin costo adicional.
Revisa las condiciones de tu contrato. Aunque puede resultar una actividad bastante tediosa es necesario que revises el contrato de tu tarjeta de crédito para que no te encuentres con sorpresas desagradables al momento de realizar pagos. En tu contrato revisa detalles importantes como las fechas de corte, las tasas de interés anual y mensual (es importante revisar el CAT anual), las comisiones por falta de pago o por pago tardío y el monto de la anualidad y la fecha en que debes pagarla.
Planea tus compras con anticipación. Un error muy común de muchas personas es asistir a los centros comerciales o almacenes sin llevar una lista definida de las cosas que desean adquirir y terminan comprando una gran cantidad de artículos innecesarios que les parecieron atractivos de momento. Ya sea que cuentes o no con una tarjeta de crédito, lo ideal es que todas tus compras sean planeadas de manera previa.
Conserva los comprobantes de tus pagos. Es necesario que conserves todos los vouchers firmados o comprobantes de tus compras hasta que termines de pagarlas, ya que serán un instrumento del cual podrás echar mano al momento de hacer cualquier aclaración ante tu banco.
Evita adquirir los servicios complementarios de tu tarjeta. La mayoría de las instituciones bancarias lanzan estrategias de ventas para ofrecerte servicios complementarios a tu tarjeta de crédito, como son: seguros de vida, asistencia vial, blindaje contra fraudes, etc. y muchas de ellas lo hacen de forma un tanto engañosa, utilizando frases como: “usted ha sido seleccionado para x promoción”, “usted ha ganado x beneficio, con la condición de que contrate ahora mismo”, o peor aún “usted cuenta desde hoy con x servicio gratis por un mes”. La premisa en este caso es no contratar estos servicios sin tener la información completa o sin planearlos de forma correcta.
Procura hacer tus compras inmediatamente después de tu fecha de corte. Cuando realizas tus compras inmediatamente después de la fecha de corte puedes contar hasta con un mes de plazo para pagarlas sin intereses. Por ejemplo, si tu tarjeta corta el 5 de enero, trata de hacer tus compras el 6 o 7 de enero.
Espero que estos consejos te resulten útiles para manejar de mejor manera tus finanzas personales durante el próximo año. Por cierto, aprovecho para enviarte mis mejores deseos para estas fechas y que el 2010 sea el mejor de los años para tí.
Publicado en Finanzas Personales, Recomendaciones Etiquetado con: , , ,
5 Comentarios en “Consejos para Utilizar tu Tarjeta de Crédito
  1. Gracias por compartir esta informacion es muy valiosa.

  2. Jesus Guerrero dice:

    Desafortunadamente en México existe el fenómeno de la clonación de tarjetas y en la mayoría de los casos es posible realizar las aclaraciones de los cargos no reconocidos en las tarjetas de crédito, pero intentar hacer aclaraciones sobre cargos ilegítimos en una tarjeta de débito es muy complicado. Por eso aquí es más conveniente pagar con una tarjeta de crédito.

  3. Saber Práctico dice:

    En Europa están bastante extendidas las tarjetas de débito, con las que solo puedes pagar si tienes dinero en la cuenta. Esto evita en buena parte los problemas que mencionas, ya que no cobran intereses. Con las tarjetas de débito no existe la posibilidad de disponer del dinero que aún no tienes, pero esto puede ser una ventaja para combatir las tentaciones ; )

    Un saludo y feliz año!

  4. Jesus Guerrero dice:

    Gracias Ulises. Nos vemos pronto.

  5. RomAnoX dice:

    Muy buenos consejos… y pienso ponerlos en practica… hace dos dias realize una muy buena compra a mi parecer de un articulo a 13 meses sin intereses 😀