Vivir en el Presente

Al igual que yo, probablemente hayas escuchado en muchas ocasiones que uno de los secretos más importantes para alcanzar la felicidad, es desarrollar la capacidad de vivir en el presente; sin embargo, ocupamos tanto tiempo recordando nuestro pasado o proyectándonos hacia el futuro, que dejamos el presente en un lugar secundario.

Invertimos tiempo en recordar nuestro pasado ya sea porque según nosotros fue mejor, o porque no podemos perdonar a alguien que nos hizo daño o incluso porque no podemos olvidar un error que nosotros mismos cometimos y vivimos recriminándonos. Invertimos tiempo en pensar sobre el futuro, porque tenemos la esperanza de que con el paso del tiempo las cosas se arreglarán de una u otra manera.

La realidad es que ese tiempo que ocupamos “viviendo en el pasado o en el futuro” es un desperdicio completo. Por más que nos cueste aceptar algo que ya pasó, la realidad es que no podemos hacer cosa alguna para cambiarlo; lo que si podemos es ocuparnos de las consecuencias o los efectos de dicho evento, pero nada de esto podemos hacerlo en el pasado. Dedicarte solo a soñar con un futuro mejor y quedarte inmóvil en el presente tampoco te servirá gran cosa. Indudablemente tu vida puede mejorar, pero no por lo que planees hacer en el futuro, sino por lo que hagas en el presente; si, en este justo momento.

En su famoso libro “El Poder del Ahora” (The Power of Now), Eckhart Tolle, maneja un enfoque radicalmente diferente al que solemos utilizar respecto al tiempo. El autor básicamente afirma que el tiempo no existe; ¡solo existe el ahora!. El pasado y el futuro son únicamente una ilusión construida con imágenes que son recordadas o imaginadas en el presente. Contrario a lo que normalmente pensamos, la vida no es una linea recta con un principio y un final; la vida se reduce únicamente a un punto, un instante: el momento actual, el presente, el ahora.

El enfoque anterior puede resultar un poco complicado de entender porque estamos acostumbrados a medir muchas cosas en relación al tiempo, sin embargo, lo que resulta evidente, es que es imposible actuar en el pasado o en el futuro; el único campo de acción es el presente.

¿Cómo Vivir en el Presente?

Para vivir en el presente, es necesario que volvamos aprenderlo. Cuando eras niña o niño, probablemente te involucrabas por completo (cuerpo, mente y alma) jugando con tus muñecas o con tus carritos (o autos de juguete). En ese momento, no te importaba lo que había pasado antes, o lo que pasaría después. Únicamente te dedicabas a jugar y a disfrutar tu juego. Conforme te volviste mayor, “aprendiste” que debías preocuparte por las cosas que hiciste o por lo que pasaría más adelante. Esto no quiere decir que puedes actuar sin medir las consecuencias; por el contrario la idea es aprender a tomar en cada instante la mejor decisión posible.

Sin embargo, pensar en el pasado o el futuro para muchas personas se vuelve un comportamiento obsesivo y en muchas ocasiones esto ocurre de manera involuntaria. Nuestra mente genera muchos pensamientos recurrentes, molestos, inútiles, que no nos dejan dormir o estar tranquilos, que en ocasiones generan depresiones o que sencillamente no nos dejan vivir. Por ejemplo, a muchas personas no las deja vivir el miedo al fin del mundo.

Como sabrás, este miedo no es nuevo; probablemente tus padres y tus abuelos también lo tuvieron; La mayoría de las religiones lo han fomentado durante mucho tiempo. En Hollywood se ha creado una gran industria sobre la base única de un probable apocalipsis. Cada año, desde el año 2000 hemos sido advertidos o amenazados con el fin del mundo.

¿Puede llegar el fin del mundo? Probablemente sí. ¿Puedes hacer algo para evitarlo? Muy probablemente No.

Ya sea que el mundo llegue o no a su fin, lo mejor que uno puede hacer es vivir lo que reste de vida de la mejor manera; y esa manera es vivirla en el presente.

El papel de los Pensamientos en tu Vida.

Los pensamientos no controlados pueden deteriorar tu calidad de vida. Si quieres aprender a controlar tus pensamientos, únicamente tienes que vigilar a tu mente.

¿cómo puede hacerse eso? de hecho es bastante sencillo…

cierra tus ojos por un momento y pon atención a los pensamientos que cruzan por tu mente, sin juzgarlos ni darles mucha importancia; únicamente obsérvalos.

Si estás en un momento en el que una gran cantidad de pensamientos están pasando por tu mente de forma desordenada, con este simple ejercicio podrás ver como de manera casi mágica, el flujo de pensamientos tiende a disminuir, llegando a dejar tu mente prácticamente en blanco. Puedes observar que aunque tu mente está libre de pensamientos, tu sigues ahí.

Aquí aparece otro concepto fundamental: tu no eres tu mente, eres algo más.

La mente puede llegar a hacerte creer que es ella quien está a cargo de tu vida, pero no es así. Quien está a cargo de tu vida (o quien debería estarlo) eres tú, y puedes aprender a controlar tu mente y tus pensamientos. Esta es probablemente la tarea o la disciplina más complicada de realizar, sin embargo, es la que determinará de manera fundamental tu calidad de vida. Aún en los momentos más complicados es necesario que vigiles tus pensamientos para evitar una reacción en cadena hacia pensamientos cada vez más negativos que puedan inclinarte a actuar de la misma forma o caer en un círculo vicioso de pensamientos que te inmovilicen. Muchas personas que hemos pasado por situaciones muy complicadas, como la pérdida de un ser querido, una enfermedad grave, grandes pérdidas económicas, etc., con un análisis posterior realizado ya de forma serena, descubrimos que esos eventos “indeseables” son a final de cuenta los que nos arrojan los mayores aprendizajes de nuestras vidas, por lo tanto, lo más conveniente es intentar mantener la ecuanimidad ante los sucesos que no podemos cambiar y a partir de ahí actuar de la forma más inteligente posible para disminuir la gravedad de sus efectos.

Si quieres ahondar mucho más en el tema de vivir en el presente, te recomiendo ampliamente el ya mencionado libro El Poder del Ahora: Un Camino Hacia la Realizacion Espiritual (Spanish Edition) de Eckhart Tolle.

Publicado en Desarrollo Personal, Espiritualidad, Recomendaciones Etiquetado con: , ,
5 Comentarios en “Vivir en el Presente
  1. Como dicen los nueva hora viva “en el aquí y en el hora” viva su presente cada día y cada instante para poder generar su futuro, excelente articulo enviare el enlace a varias personas gracias

  2. Francisco Marín dice:

    Lo difícil de vivir en el presente es que solo estamos realmente consciente muy poco tiempo. Un 4% del tiempo según los expertos. El resto del tiempo simplemente estamos pero sin estar. Es como cuando uno conduce y acaba llegando a su destino sin haber tomado verdaderamente consciencia del trayecto, la carretera, etc… Pero eso es un proceso reversible. Con práctica y tiempo se consigue estar presente más tiempo hasta alcanzar un alto grado de consciencia. El libro de Eckhart Tolle es todo un alegado en este sentido.

  3. Maria Corral dice:

    Muchas de las situaciones incomodas que se presentan en nuestras vidas tienen su origen en nuestra percepción espacio temporal de nosotros mismos. Es decir, con el momento en el tiempo y el espacio con el cual nos identificamos. Físicamente nos encontramos en el presente, pero mental y emocionalmente ¿Dónde nos encontramos?.

  4. Interesante la reflexión, definitivamente se vive y construye solo en el presente. Adicionalmente, pienso que debe de haber espacio en el presente para “programarte-agendarte” hacia el futuro: corto, mediano o largo; las resposanbilidades adquiridas a través de la vida son “obligan” a ser más ordenados -quizá este pueda ser otro tema-.

    Saludos mi amigo.

  5. miguel angel grande murrieta dice:

    Ya me avía dado cuenta de todo lo que leí o tal vez todas las personas ya se dieron cuenta pero como dice o dicen en la publicación se cruzan tantas ideas o pensamientos que sin querer la desechamos.
    Me gusto lo que leí ya lo sabia pero al fin le puse atención ojala ya aga cazo jajajajaja