Hábitos para Desarrollar tu Mente

Hábitos para la mente

Desarrollo Mental

Existen muchos hábitos que puedes adoptar para desarrollar tu mente. La mayoría de ellos son acciones bastante simples y cotidianas, pero al realizarlas de forma repetida o en forma de hábitos diarios, te pueden dar increíbles resultados al fortalecer tus capacidades intelectuales.

Estos son algunos de los hábitos más útiles para el desarrollo de tu mente:

Lee. 30 minutos de lectura diaria pueden hacer una gran diferencia. Cuando leemos abrimos nuestra mente a una variedad de formas distintas de pensamiento, ya que cada autor percibe la realidad de forma distinta. Cada libro que leemos puede aportarnos por lo menos un par de cosas nuevas que podemos aplicar en nuestras vidas. Los libros por supuesto no poseen la verdad absoluta, pero cuando conocemos, contrastamos y complementamos distintas formas de pensamiento, podemos acercarnos un poco más a la verdad.

Experimenta. Salir de la rutina coloca nuestra mente ante nuevas situaciones que la inyectan con información nueva. Aunque sabemos que la rutina tiene algunas ventajas, es necesario darnos tiempo para hacer cosas diferentes. Algunas acciones distintas que pueden ayudarnos a experimentar son las siguientes: viajar a un lugar distinto, aprender un nuevo idioma, aprender una nueva habilidad, conocer nuevas personas, manejar por una ruta distinta, preparar o probar una nueva comida, cambiar de carrera o evolucionar en ella, iniciar un nuevo negocio, escribir un diario, entre muchas cosas más.

Resuelve Problemas. La gran mayoría de las personas tiene mucho miedo a los problemas y hace todo lo posible por evitarlos. Sin embargo, los problemas pueden ser nuestra principal fuente de aprendizaje y de desarrollo intelectual. Resolver problemas mejora tu capacidad para resolver más problemas. Y cuando cuentas con esta importante capacidad, tu vida se vuelve mucho más sencilla. No se trata de resolver complicados problemas matemáticos. Podemos comenzar resolviendo problemas simples, como organizar nuestro escritorio, pagar los recibos de servicios pendientes, reparar una fuga de agua en nuestra casa, etc. Estos logros sencillos te darán el impulso necesario para intentar resolver problemas cada vez más complejos.

Medita. Además de ayudarnos a mejorar la salud, la meditación es muy útil para liberar nuestra mente de patrones de pensamiento negativos y para lograr una mayor claridad. La meditación nos ayuda también a ver las cosas desde una perspectiva distinta, con lo cual se incrementa nuestra creatividad, y por consiguiente, nuestra capacidad para resolver problemas.

Visualiza tus Metas. Visualizar tus metas como si ya fueran una realidad es un ejercicio muy útil que puede ayudar a tu mente a descubrir nuevos caminos para alcanzarlas. Después de todo, ¿cómo podríamos cumplir un objetivo si no somos capaces de imaginarlo como algo real? Después de plantearte un objetivo, escríbelo en algún lugar y dedica diariamente algunos minutos a visualizarlo como si ya lo hubieras logrado. Entre más detalles puedas imaginar y más enfocado te encuentres en este ejercicio, mejores serán tus resultados. Aún tendrás que realizar el trabajo necesario para alcanzar tus metas, pero contar con la claridad necesaria hará que este trabajo sea más sencillo y más efectivo.

Esta es la segunda parte de una serie sobre hábitos positivos para la vida. En la primera parte podrás conocer otros hábitos útiles para mejorar tu salud.

Si quieres obtener muchos más consejos como estos, te invito a leer mi libro “Desarrolla tu Disciplina Personal“.

Publicado en Desarrollo Mental, Desarrollo Personal, Recomendaciones Etiquetado con: , ,